Clickbait: ¡El Arte Seductor del Marketing Digital en el Siglo 21!


Emocionante y seductor mundo del Clickbait,  ¿Es este el peor enemigo o el mejor amigo de los internautas? Estas dudas surgen inevitablemente cuando abordamos este tema, ya que sabemos que es uno de los más controversiales en los últimos tiempos. Con la llegada del internet y los nuevos medios digitales, estas prácticas se han disparado masivamente, buscando atrapar a los lectores. Quédate y conoce qué es el Clickbait, la psicología detrás de los clics, y descubre tres secretos detrás de titulares irresistibles y promesas exageradas.

Conoce qué es el Clickbait

El Clickbait es aquella práctica que busca atrapar a los usuarios con la intención de generar tráfico en sus sitios web. Una de las características más notorias se basa en su forma exagerada de emplear titulares. Muchas personas consideran esta práctica como una de las más manipuladoras, ya que suele tergiversar la realidad, llevándola al sensacionalismo y la exageración. En muchas ocasiones, sus titulares no corresponden al contenido que ofrecen.

¿Pero, si desglosamos la palabra Clickbait, cuál es su significado? Click = “Clic” y Bait = “Carnada”. ¿Sí logras verlo? En conjunto, sería “Carnada de Clics”. Curioso e interesante, ¿no? En el mundo digital, todo tiene un propósito para llegar de manera efectiva a nuestra audiencia, aunque para esta práctica en particular, ha tomado mala reputación debido a que muchas veces no termina ofreciendo contenido de calidad. El Clickbait puede ser utilizado tanto en titulares de artículos como en imágenes o títulos de videos, especialmente aquellos que se encuentran en las miniaturas de los videos de YouTube.

La Psicología detrás de los clics

¿Por qué caemos en la trampa? Este es uno de los cuestionamientos que nos hacemos al analizar los resultados del tráfico que generan. La clave está en el juego que hacen con nuestros sentimientos y curiosidades para que hagamos clic. Aquí te dejo algunos trucos psicológicos que utilizan:

Despiertan tu curiosidad: Saben que somos curiosos por naturaleza, así que lanzan títulos intrigantes o preguntas sin respuesta. Quieren que sientas esa necesidad de hacer clic para descubrir algo nuevo o resolver una incógnita.

Provocan emociones fuertes: Utilizan titulares y fotos impactantes que te hagan sentir sorpresa, asombro, miedo o incluso indignación. Buscan activar tus emociones intensas porque saben que es más probable que hagas clic si sientes algo fuerte.

Prometen una recompensa emocional: Algunos títulos te dicen que obtendrás algo emocionante, ya sea risas, sorpresas o asombro. Quieren que hagas clic buscando esa recompensa, incluso si solo dura un momento. A pesar de estos métodos, muchas veces la realidad del contenido puede no ser tan emocionante como la promesa inicial.

También te puede interesar: «Marketing de los sentidos, 3 maneras de aplicarlo para cautivar a nuestros consumidores«

¿Innovación o manipulación?: Estrategias que desafían los límites éticos

Con la implementación de diversas estrategias en el marketing digital, encontramos prácticas como el Clickbait, pero ¿es recomendada o, por el contrario, es la peor práctica que podemos emplear? En ocasiones, muchos sitios web abusan de su naturaleza, ya que su única intención es generar tráfico en sus webs. Pero, ¿qué tan malo es esto? A largo plazo, su abuso irresponsable dejará como resultado:

  1. Incremento de la tasa de rebote.
  2.  Mala reputación.
  3. Desde el punto de vista del SEO, perjudicará tu posicionamiento.

Por el contrario, si empleamos esta estrategia de manera responsable y ética, obtendremos resultados satisfactorios. ¿Cómo lo hacemos?

  1. Genera contenidos de calidad.
  2. Ofrece retroalimentación en tus contenidos.
  3. Asegúrate de que el título vaya acorde con el contenido.

Es necesario emplear buenas prácticas en nuestras estrategias, ya que esto nos traerá beneficios a largo plazo, nos posicionará y nos generará una audiencia fidelizada y satisfecha con lo que les ofrecemos.

La ética en juego: ¿Hasta dónde es demasiado lejos?

Muchos sitios web generan expectativas demasiado grandes respecto a sus titulares, arrasan con la confianza y dan por sentado que lo único que importa son los clics que generan, olvidándose de los usuarios que depositan su confianza en ellos desde el primer clic en la publicación, para luego encontrar un contenido sin valor, dejando como resultado un disgusto.

¿Es ético esto? La respuesta es no. Lo cierto es que muchas veces, al emplear estrategias, deberíamos hacerlo con profesionalismo, desde la ética y con la importancia y valor que le damos a nuestra audiencia. Esto es clave para forjar lazos duraderos con nuestros seguidores. ¿Crees que esto no es importante? Consideramos que la ética debe perdurar todo el tiempo, adaptándonos al mundo digital de manera amigable, y así ofrecer contenidos óptimos que favorezcan la retroalimentación de las personas.

Cuando damos clic a una publicación, ya sea desde la web o desde las redes sociales, esperamos encontrar contenido que nos ayude. Como profesionales en el campo del marketing y desde la redacción periodística digital, nuestra responsabilidad es aportar concordancia con lo que publicamos.

Para concluir, es importante recordar que podemos emplear el Clickbait como estrategia digital de manera responsable, con titulares increíbles y contenido asombroso, manteniendo siempre la coherencia con lo que comunicamos. Porque ya viste lo que provoca su implementación de manera irresponsable, ¿verdad? ¡No caigas en la tentación!

Cuéntanos qué te ha parecido este tema. ¿Lo implementarías de manera ética? ¿O conoces otras estrategias que sobrepasan los límites de la moral? Deja tu opinión en la cajita de comentarios. Estamos emocionados por leerte.


Deja tu comentario

COTIZA YA!
Habla con nuestra asesora
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?